La Empresa que Alonso González Fernández "El Buzo" creó a lo largo de muchos  años de actividad profesional, fue un vivero permanente en el que se ha formado la casi totalidad de las jóvenes generaciones de buzos y hombres-rana de las costas de Cantabria.

26 de noviembre de 2010

Equipo de buzo clásico Siebe Gorman Co




DESCRIPCIÓN DE SU EQUIPO DE BUCEO QUE EN LA ACTUALIDAD SIGUE COMO SE VE EN LAS FOTOS.

La escafandra de cobre, la coraza y el casco pesaban 32 Kilos

                               Traje de buzo Luna

Traje de buzo
Se compone de dos partes esenciales; una, destinada a la que forma el vestido con que cubre su cuerpo, y otra, la que comprende el aparato de respiración o verdadera escafandra.

El vestido se hace de telas especiales completamente impermeables que posean la resistencia natural para las duras faenas a que han de ser sometidas y aplicando al mismo tiempo los refuerzos necesarios en codos y rodillas, por ser lo sitios que por razón del trabajo del buzo han de ser los más sufridos.

LA ESCAFANDRA

El afán de investigación de lo desconocido llevó a los hombres durante la historia a través de los siglos a poner al servicio de su curiosidad primero el valor de sus condiciones físicas personales y más tarde la influencia de los adelantos científicos.

Curiosa es la historia del arte de bucear, y de ahí que sólo recordemos, como dato digno de registrarse, las hazañas de los griegos Scyllis de Sicione y su hijo Ciana, que podrían permanecer bajo el agua hasta cinco minutos.

La campana de buzos empleada por Alejandro Magno (332 a. De J.C. ) en el sitio de Tiro, marca una nueva orientación del procedimiento de investigación submarina.

Las experiencias que más tarde se efectúan ante el Emperador Carlos V en Toledo, y las predicciones de Bacon, confirman ya no solamente los procedimientos de inmersión, sino que atisban el principio de la moderna navegación submarina.

Pero es preciso remontarse al siglo XVIII para encontrar los verdaderos y primeros ensayos de lo que es hoy la moderna escafandra.

Pasemos de largo los aparatos del inglés Lethertridge, los franceses Freminet y Forfait, para detenernos ante el muy curioso invento del alemán Klingert en 1797.



Componíase este aparato de un casco y un cilindro unido por un fuerte forro de cuero que se prolongaba fuera del recinto formado por los primeros en unas mangas y pantalón que, convenientemente ajustados, impedían la entrada del agua, así como permitían el libre ejercicio de brazos y piernas. Dos tubos puestos en comunicación con el exterior del aparato permitíanle la aspiración del aire puro y la expulsión del viciado.

Acompañaba al buzo un depósito de aire de forma cilíndrica en su parte media y terminado en sus extremos por dos troncos de cono.

Un mecanismo especial compuesto de una cremallera unida a un émbolo manejable por el operador permitían al depósito en cuestión aumentar o disminuir el volumen en la inmersión o emersión del aparato.

Dieberg, en 1813, presenta un nuevo procedimiento del buceo fundamentado en el mecanismo que tituló el Triton y que consistía en un fuelle que el operador se colocaba sobre la espalda con dos comunicaciones en la boca del mismo, cuyo efecto era proporcionar aire respirable y extraer el impuro de la espiración.



Realmente, la escafandra no reviste caracteres de práctica utilización hasta 1862, en que el francés Cabriol da a conocer su primer modelo.
Desde este descubrimiento hasta nuestros días, solo se han hecho modificaciones, siempre sobre este tema, pero sin obtener el fundamento principal del mecanismo.

Francisco Arderius

Escafandra Siebe-Gorman que heredó de su abuelo y utilizó durante su larga vida profesional.





La respiración y visión del buzo

La escafandra es metálica, y se compone de dos partes que se unen entre sí. Adórnanles una especie de pelerina que le une al traje por medio de un ajuste hermético a una arandela metálica de que aquél va provisto, y una esfera que se ajusta al cuello de la pelerina y en cuyo interior se aloja la cabeza del operario.

La esfera antedicha lleva dos comunicaciones especiales, cuyo destino es el de recibir el aire que desde el exterior se hace llegar al sumergido por medio de bombas de compresión y expulsar al exterior el aire viciado, así como regular en el interior de la esfera la presión del aire cuando ésta pueda ser excesiva.

Dos grandes orificios laterales cubiertos con gruesos cristales convenientemente defendidos contra cualquier golpe y una claraboya en el frente susceptible de quitarse y ponerse por medio de dos maniquetas que se actúan desde el exterior, completan el medio de visión bajo del agua.

                       
Los zapatos de plomo, 16 kilos cada uno, y otro tanto cada escapulario. En total unos 96 kilos, que dentro del agua se quedan en 10. Las cucharas que se ven junto a los zapatos son para vestir el buzo de luna.


Zapatos y Cucharas




                                                              Escapularios

Funcionamiento de los aparatos de inmersión
Una vez provisto el buzo del traje completo para la inmersión, se hace necesario dar al cuerpo el peso necesario para vencer su natural flotabilidad, lo cual se consigue colocándole el escapulario, o sea dos planchas de pomo repartidas entre pecho y espalda, y cuyo peso viente a ser de unos treinta y dos kilos.

En estas condiciones, el buzo, después de cerrarle sus compañeros auxiliares la claraboya delatera, comienza su descenso por una escalera fija a la embarcación, donde se halla la bomba que ha de suministrarle por medio de un tubo resistente, el aire necesario y a la presión conveniente para su respiración.
                                    
Máquina de aire Siebe Gorman&Co




Exigen las leyes fisiológicas más elementales que la tensión del aire ingerido en los pulmones para la respiración sea igual a la presión exterior a que el cuerpo se encuentra sometido; así es que, a medida que el buzo va encontrando mayores presiones bajo el agua en su inmersión, ha de ir aumentando también las del aire en el interior de la escafandra.

El operador, experto, maneja entonces la válvula de expulsión de que antes hablamos y de este modo va regulando la aireación en las condiciones de pureza y presión escogidas para evitar todo riesgo de su vida.

Las comunicaciones dentro de la escafandra con las bombas de aire tienen el inconveniente de hacer llegar el aire a los pulmones con alguna elevación de temperatura, así como producir perturbaciones constantes en la presión con perjuicio de la estabilidad necesaria de ésta para la respiración perfecta. 

Cómo se camina en el fondo del mar

Una vez el buzo en el fondo, ha de vencer, al marchar, la enorme resistencia que el líquido le opone, para lo cal marcha con el cuerpo inclinado unos 45 grados, y los brazos en la actitud del que rompe a nadar, siendo preferible, en fondos accidentados, el hacerlo sobre las manos y las rodillas.

Emersión del buzo
Terminada su labor, fácil sería al buzo salir a la superficie, pues con solo dejar de aumentar la presión, sin regular la válvula de expulsión, el aire pasaría a inflar el traje, con lo cual, sirviéndole de boya flotadora, lo echaría bruscamente a la superficie.

Pero, precisamente, la faena de salir es tanto más delicada cuanto que es la más peligrosa para la vida del operante.

Sometido el organismo durante algunas horas a presiones variables de dos y tres atmósferas en trabajos de 20 a 30 metros de profundidad, una baja brusca de esta presión originaría rotura de vasos sanguíneos capaces de producir la muerte instantánea; además, la respiración del aire comprimido da lugar a absorciones de nitrógeno cuya eliminación ha de hacerse lentamente si ha de hacerse sin graves riesgos.

Calcularé que un buzo para salir de una profundidad de 20 metros debe tardar alrededor de media hora.

La profesión de buzo, se ve, por lo expuesto, que requiere dos cosas; primera, un atento reconocimiento que investigue las condiciones fisiológicas del individuo para salvar todo riesgo, y, después, una perfecta instrucción.

Medios de comunicación con el exterior
Todo buzo va provisto de un cinturón al cual se afirma una cuerda que se pone en comunicación con sus ayudantes de fuera, con los cuales se entiende por medio de tirones que indicarán frases convenidas.

Información:Francisco Arderíus


Sopletes de corte submarino Chaluneau Coupeur Sour Ledur Systeme Picard,Type n7. 




Machete realizado por su padre Enrique, en la que figura en la empuñadura el año 1909, y en la hoja su nombre.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada