La Empresa que Alonso González Fernández "El Buzo" creó a lo largo de muchos  años de actividad profesional, fue un vivero permanente en el que se ha formado la casi totalidad de las jóvenes generaciones de buzos y hombres-rana de las costas de Cantabria.

24 de noviembre de 2010

Destructor Marques de la Ensenada






En el año 1981 con motivo de la explosión que tuvo lugar en el “Muelle de la Comandancia” del puerto de Santander el día 2 de Octubre , a causa de un sabotaje de la banda terrorista ETA, que afectó al destructor de la Armada “Marques de la Ensenada”, fueron requeridos sus servicios para taponamiento de un boquete de grandes dimensiones , realizándolo con rapidez y seguridad, condiciones esenciales para el buen éxito de la operación, lo que permitió el rápido achique del compartimento inundado y el subsiguiente traslado del buque a dique en condiciones de seguridad. No admitió remuneración alguna por su trabajo y el de los componentes de su Empresa.











El Marqués de la Ensenada (D-43), fue uno de los tres destructores de la clase Oquendo pertenecientes a la Armada Española; Recibía su nombre en honor a Zenón de Somodevilla y Bengoechea, primer marqués de la Ensenada.





Originalmente era del mismo diseño que el Oquendo, Se inició su construcción en Ferrol, pero vistos los problemas de estabilidad de los dos primeros buques de la clase, al igual que el Roger de Lauria (D-42), fué botado sin finalizar, y remolcado hasta Cartagena para remodelarlo donde fueron literalmente cortados por la mitad, en sentido longitudinal, con objeto de aumentarles la manga. Tras haber sido alargado y ensanchado fue vuelto a botar el 2 de marzo de 1968. Además, se le mejoró el armamento y sensores al montarsele equipos FRAM II norteamericanos.

El Marqués de la Ensenada (D-43) fue destinado junto al Roger de Lauria (D-42) a Ferrol, a la 11ª Escuadrilla de Escoltas, junto con los destructores de Clase Churruca, antiguos clase Gearing FRAM II (Fleet Rehabilitation and Modernization; Modernización y Reabilitación de la Flota) de origen estadounidenses.

En 1971, el Marqués de la Ensenada, realizó una visita a los a los puertos de Nápoles, Casablanca y Portsmouth.

El 2 de octubre de 1981, cuando estaba a punto de ser dado de baja, fue dañado en Santander por una bomba colocada por ETA en su línea de flotación, que le provocó una brecha de 3 por 2,5, metros en la zona del cuarto de calderas.
Con el fin de evitar la imagen de dar de baja un buque que acababa de sufrir un atentado terrorista, con la consiguiente publicidad para los autores del mismo, se decidió mantener el buque en servicio tanto como se pudiera, con un coste de reparaciones de 10 millones de pesetas (unos 247.000 € de 2009 ), con ello, se prolongó así su vida hasta el 20 de octubre de 1988, por lo que se convirtió en el más longevo de su clase (13, 15 y 18 años cada uno de los tres buques).

La plancha junto a la que estalló el artefacto explosivo el 2 de octubre de 1981 y la campana del buque, se encuentran expuestas en el Museo Naval de Ferrol. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada